marihuana legal España

El panorama actual sobre la marihuana en España es un tema delicado. Nos encontramos ante un limbo legal en el que a pesar de que el consumo de cannabis en nuestro país esté prohibido, está “permitido” por las autoridades.

No es algo extraño ver a gente consumir marihuana en España sin ser multados o conocer a gente que posee su propia plantación en casa sin haber sido sancionados (o incluso penados). Por ello, nos preguntamos: ¿es legal la marihuana en España? Pues no, no lo es, y a pesar de ser un tema hablado en el ámbito político, estamos muy lejos de la legalización de esta sustancia en nuestro país.

Con este artículo, queremos resumir un poco el panorama legal del cannabis en España, dejando claros estos vacíos legales que provocan esta situación tan contradictoria.

Lo primero que hay que tener en cuenta son las leyes que nos hablan sobre la legalidad de la posesión, plantación, consumo y compra del cannabis. En la actualidad, encontramos vigente la famosa Ley Mordaza promulgada en el año 2015 en la que nos hablan sobre el consumo y la posesión de esta sustancia, de ella podemos sacar estas conclusiones:

  • El consumo es legal en espacios privados o clubs cannábicos, pero si consumimos en vía pública podemos recibir una multa de unos 601 euros (si es la primera vez que nos ven consumiendo).
  • El cultivo de marihuana es legal, pero si este no se puede ver desde la vía pública. Además, tiene que ser para autoconsumo, pues si existe cualquier sospecha de que sea para un uso lucrativo, puede acudir la policía con una resolución judicial para registrar nuestro domicilio.
  • La posesión es legal si la sustancia está en espacios privados, es decir, dentro de nuestra casa o en los clubs cannábicos pero con un peso delimitado por el cual se establezca que es para consumo propio y no para su tráfico (el cual está penado con 3 a 4 años de cárcel, dependiendo de cuánto se posea). Por otro lado, la posesión en la calle puede tener una multa de entre 601 y 10.400 euros si no tenemos antecedentes y no se considere como una “circunstancia grave”.
  • La compra de marihuana por ende vemos que es ilegal. Pero podemos formar parte de una asociación de cannabis donde por una mensualidad se nos abastecerá.

En conclusión, el consumo, el cultivo, la posesión y la compra son ilegales en España, a no ser que estos actos se produzcan la privacidad y sin ánimo de lucro. Veamos a continuación cada una de las preguntas que más nos hacemos con más detalle

¿Es Legal Plantar Marihuana en España?

plantar marihuana España

Técnicamente no es legal el acto de plantar marihuana en España, pero existen algunas contradicciones legales a las que aferrarse que permiten en algunos casos la plantación “legal” de esta sustancia.

Si observamos los artículos 18 y 22 de nuestra Constitución, nos hablan sobre el derecho a la intimidad y al de asociación respectivamente. Estos derechos son los que permiten que la plantación en espacios privados (como puede ser nuestra casa o en clubs y asociaciones) sea legal. Como españoles, tenemos el derecho a hacer en nuestro domicilio o en cualquier espacio privado lo que queramos sin ser importunados por las autoridades, (dentro de algunos límites, claro); y el derecho a formar parte de cualquier asociación sin fines lucrativos y que siga las normas establecidas.

Siguiendo con la Ley Mordaza (Artículo 36.16), esta nos especifica que la plantación de marihuana si no es visible en la vía pública, no habría razón por la que las autoridades nos confisquen la cosecha. El problema reside en que no hay un número o peso específico por el cual se considere ese cultivo como personal o con fines lucrativos. Entonces, si se produjera una redada en nuestro domicilio con la “sospecha” de exista tráfico de estupefacientes, no tenemos una medida legal en la que ampararnos para alegar que nuestra plantación es para uso propio.

La FAC (Federación de Asociaciones de Cannabis) considera, por ejemplo, en el caso de los clubs de cannabis un consumo de 60gr mensual por socio. Pero esta medida no está establecida en la ley con lo cual no se puede fundamentar que la cantidad que se posee es para uso propio.

Marihuana Medicinal en España

marihuana medicinal españa

En España no encontramos distinción legal entre la marihuana para uso recreativo y para uso medicinal. Al no existir esta diferenciación, aquellos pacientes que quieran adquirir marihuana medicinal en nuestro país tienen que asociarse con algún club cannábico o recurrir al mercado negro.

Y es que la marihuana terapéutica en España está igual de penada que aquella que se usa con fines recreativos. Por ello, el pasado año llegó este asunto al Congreso por parte de varios partidos políticos con el fin de normalizar la situación de personas con enfermedades como la esclerosis múltiple, el VIH o glaucoma que necesitan el cannabis como tratamiento.

De hecho, la OEDCM calcula que hay entre 50.000 y 100.000 consumidores de marihuana para uso terapéutico en España. Todos estos pacientes corren el riesgo de ser multados (unos 600 euros por posesión), y aunque sea cierto que ante la posibilidad de sanción por posesión de marihuana, al presentar un documento médico oficial que certifique su uso terapéutico podemos librarnos de la condena, prima la necesidad de normalizar la situación para consumidores de marihuana medicinal para que no se les considere como infractores por tomar su tratamiento.

Por otro lado, (y es que no todo es malo) uno de los mayores avances que se han hecho en España en cuanto a la marihuana medicinal es el uso autorizado de Sativex. Esta medicación creada a base de cannabis está autorizada desde julio de 2010 para pacientes con espasticidad producida por la esclerosis múltiple. Aunque es posible acceder a él solicitando un uso compasivo (“la autorización temporal de utilización de medicamentos en investigación al margen de un ensayo clínico”), nuestro médico tiene que acceder y pedir un permiso a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, algo que no es tan fácil de conseguir.

Es decir, que en España no existe ningún tipo de carnet o diferenciación que nos conceda la posibilidad de comprar cannabis para uso terapéutico, pero existe el uso compasivo de medicamentos a base de esta sustancia.

¿Qué es una asociación cannábica?

Según la Federación de Asociaciones Cannabicas (FAC), las asociaciones cannábicas “son asociaciones que se auto abastecen y distribuyen cannabis entre sus propios socios, todos mayores de edad y en un ámbito privado, sin alcanzar a terceras personas, reduciendo los riesgos asociados al mercado negro y al uso del cannabis y de esta manera participando activamente en la mejora de la sociedad.”

Como hemos mencionado anteriormente, el derecho a asociación permite la creación de estos clubs a los cuales se les perdona, aunque con muchas restricciones. Por ejemplo:

  • No se puede hacer publicidad de estas asociaciones
  • El número de miembros ha de ser limitado (ya que una cantidad elevada de miembros puede hacer que se le considere a este club del cannabis como ilegal al haber una fina línea entre asociación y tráfico de estupefacientes)
  • No se puede sacar la marihuana del local
  • Tienes que conocer a alguien de la asociación para poder entrar

Para formar parte de la FAC se tienen que cumplir unas características bien definidas que ayudan a todos estos clubs Cannábicos a no rozar la ilegalidad. Pues por mucho que sean legales y que un artículo de la constitución las ampare, pueden sufrir redadas.

En la actualidad encontramos más de 800 asociaciones en toda España no repartidas de forma equitativa. A continuación, os hablaremos de las provincia y comunidades autónomas con más presencia de estas asociaciones:

Club Cannabis Barcelona

club cannabis barcelona

Cataluña es la comunidad autónoma con más clubs cannábicos de España, precursora de este movimiento al ser la creadora de la primera asociación en España: la Asociación Ramón Santos de Estudios del Cannabis (ARSEC).

La ciudad de Barcelona es considerada “la nueva Amsterdam” por muchas empresas del sector, con la presencia de más de 200 clubs desde 2012 y lugar donde se acogen dos de los eventos más importantes del sector como Spannabis.

En esta comunidad, tienen legislación propia para regular el consumo de cannabis en sus asociaciones. Pues el pasado año aprobaron una ley que regula las asociaciones de cannabis, el transporte y el cultivo de marihuana por parte de estos clubs.

Club Cannabis Madrid

club cannabis madrid

Madrid es la segunda provincia tras Cataluña con más asociaciones pero, a diferencia de esta, tener un Club Cannabis en Madrid no es fácil.

El incremento de este tipo de asociaciones en la capital ha provocado el cierre de muchas de ellas. Se calcula que hay alrededor de 200, y el pasado año se cerraron 20 con la premisa de dedicarse al tráfico de drogas.

Según algunos medios, el problema principal de los Club de Cannabis en Madrid es la masificación, ya que muchos de los clubs que han sufrido redadas estos últimos meses tenían más de 600 miembros. Por este motivo, muchas asociaciones tienen listas de espera para entrar larguísimas o requisitos muy estrictos para formar parte de estos.

De hecho, la situación es tan insegura que incluso algunos clubs han dejado de dispensar marihuana hasta que la situación se normalice.

Club Cannabis en el resto de España

Club Cannabis España

Las otras comunidades autónomas con más presencia de clubs cannábicos son el País Vasco y Navarra en las que encontramos incluso legislaciones distintas, como en el caso de Cataluña.

La famosa Kalamudia (de las primeras asociaciones de cannabis en plantar su marihuana) nos da una pista de la presencia de estas asociaciones en el País Vasco, donde encontramos un gran interés en el progreso del cannabis en España. Una de sus iniciativas, la Ley de Adicciones, es una realidad: una ley que regula el consumo de “sustancias con capacidad adictiva” entre las que podemos ver el cannabis, regulando la situación de los socios de los clubs de cannabis.

El caso contrario es el de Navarra que intentó sin éxito regular los colectivos de usuarios de cannabis con Ley Foral 24/2014. Pues esta ley fue anulada por parte del Tribunal Constitucional, órgano que consideró que “al ser una droga ilegal” tenía que ser el Estado quien decidiera su aprobación. Como hemos comentado antes sobre Madrid, Navarra sufre el mismo acoso por parte de las autoridades, y aseguran encontrarse antes una situación de “inseguridad jurídica”.

Viendo que la legislación española en cuanto al consumo de cannabis es tan dispar y que dependiendo de la comunidad autónoma donde se habite la ley puede ser más o menos laxa. Consideramos que hasta que no se cree una legislación homogénea en cuanto al consumo, posesión y cultivo de cannabis, España estará muy lejos de legalizar la marihuana. Asimismo, existe un estigma social muy extendido por toda la geografía española que hace más difícil aún la normalización del cannabis, a pesar de ser la droga ilegal más consumida.

Además, la OMS crea trabas a la hora de su legalización considerándola tan nociva como lo puede ser la heroína o el LSD a pesar de estar demostrado que es muchos menos dañina. Alimentando así la mentalidad social del “peligro del cannabis” e imposibilitando tanto la uniformidad legal como el pensamiento a favor de la marihuana en nuestro país.

Puntuación del producto

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

SE EL PRIMERO EN COMENTAR ACERCA DE ESTE VAPORIZADOR

Escribe tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si quiere saber más acerca de nuestra política de Cookies haga click aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies