cannabis ya vaporizado

Después de tener usar nuestro vaporizador, probablemente, lo primero que hagamos sea tirar los restos de marihuana que han quedado en él, pero ¿sabías que esos “restos” se pueden reutilizar?

Tras haber vaporizado nuestras hierbas, aún se mantienen cannabinoides activos. Alrededor de un 20 o 30% del THC permanece en esas hierbas que siguen teniendo un efecto psicoactivo y relajante en nosotros cuando las volvemos a consumir. En las hierbas ya vaporizadas, encontramos sobre todo CBD porque se consume a una temperatura superior en comparación con el THC. Sin embargo, los terpenos desaparecen por completo, puesto que a los 40ºC ya empiezan a descomponerse.

El cannabis que ha quedado tras nuestra sesión se llama en inglés AVB (las siglas de “Already Vaped Buds”) y su traducción en español podría ser CYV “Cannabis Ya Vaporizado”.

¿Qué hacer con las hierbas ya vaporizadas?

Antes de reutilizar la marihuana vaporizada hay que tener una serie de factores en cuenta.

El primero de todos es que para poder reutilizar la marihuana se tiene que haber vaporizado a una temperatura entre 150 y 195ºC, que es la temperatura ideal para mantener el máximo de cannabinoides en las hierbas. Puesto que si vaporizamos a una temperatura superior, casi todos los cannabinoides presentes en la planta se perderán, no siendo muy útil reutilizar la marihuana consumida.

Por otro lado, tendrás que tener en cuenta que la potencia de las hierbas dependerá de factores como: la temperatura en la que vaporizas (cuanto más alta sea la temperatura, menos potente será porque más THC se habrá consumido), qué método utiliza tu vaporizador para calentar las hierbas, la forma en la que inhalas, si das caladas más o menos largas (cuanto más largas menos efecto psicoactivo permanece). Esto te ayudará a saber cuánto cannabis ya vaporizado utilizar o si vale la pena o no reutilizarlo.

Otra de las cosas que te ayudará a evaluar si reutilizar el cannabis o no será el color que tenga; ya que cuanto más oscuro esté el cannabis, menos potente será su efecto. Es decir, que si lo que queda está de color negro y con una textura “crujiente”, no vale la pena guardarlo porque no tendrá ningún efecto en nosotros cuando lo consumamos.

Y ahora bien, ¿cómo puedo reutilizar ese cannabis?

Volver a vaporizarlas

vaporizar cannabis ya vaporizado

Aunque no sea el mejor método, se pueden volver a vaporizar el cannabis si este no está demasiado consumido. Sin embargo, no te lo recomendamos, sobre todo por su sabor poco agradable.

Aunque si vaporizar es lo que más te gusta, hay una solución para rebajar ese sabor. En inglés se llamawater curing y además te ayuda también a guardarlo para usar las hierbas en otro momento. El water curing es infusionar el cannabis en agua cambiándola cada día durante 5 u 8 días. Tras ese periodo tendrás listo el cannabis para poder reutilizarlo como quieras y con un sabor y olor menos fuerte.

Para cocinar

cocinar cannabis ya vaporizado

Esta es una de las formas más utilizadas para aprovechar el cannabis ya vaporizado. Uno de los motivos es porque es mucho más fácil hacer mantequilla o aceites de marihuana tras haberse vaporizado el cannabis. Esto es porque al haberse calentado ya ha sido decarboxilizado, que es el proceso necesario para que los cannabinoides se activen y el cannabis tenga los efectos psicoactivos y relajantes si queremos hacer comestibles de la planta.

Para hacer mantequilla, te recomendamos utilizar una que tenga bastante grasa, al igual que para hacer aceite; el mejor para infusionar es el de coco por contener un 92% de grasas saturadas. Esto ayudará a tu organismo a metabolizar mejor el cannabis y que no tenga efectos negativos en nosotros.

Para hacer cápsulas de cannabis

cápsulas de cannabis ya vaporizado

Si has hecho bastante aceite y quieres probar otras formas de consumir el cannabis ya vaporizado, puedes comprar cápsulas de gel vacías y rellenarlas con ese aceite para tomarlas como tu dosis de marihuana diaria.

Las cápsulas de cannabis se pueden hacer de dos formas: grindando las hierbas hasta que sean polvo e introduciéndolas en las cápsulas de gel, o (como hemos dicho antes) haciendo aceite e introduciendolas así de una forma más fácil.

Como consejo, decir que antes de tomar estas cápsulas, comas algo; pues si tenemos el estómago vacío puede que te duela la barriga después de tomarlas.

Mezclarlo directamente con la comida o bebida

Otra forma de tomar el cannabis ya vaporizado es mezclándolo directamente con comida o bebida. En el caso de las bebidas, se puede tanto infusionar cómo mezclar directamente con zumos o smoothies. Y en el de las comidas, al tener una textura crujiente, se suele grindar y espolvorear por encima del alimento.

Como su sabor no es del todo agradable, os aconsejamos que lo hagáis con alimentos de sabores fuertes como, por ejemplo: el chocolate para untar, las mermeladas y los batidos de frutas.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta antes de comer alimentos con cannabis es que te pueden sentar mal. Si es así, te aconsejamos comer algo que tenga bastante grasa, beber agua y tumbarte en algún sitio relajado. El “colocón” suele ser más fuerte que cuando se vaporiza, así que relájate.

Para hacer tinturas

tinturas cannabis ya vaporizado

Hacer tinturas es otro de los métodos más utilizados por ser una forma fácil de dosificar y tener un efecto fuerte y que tarda menos tiempo en aparecer que los comestibles.

Solo tienes que infusionar el cannabis en alcohol y tras haberse evaporado el alcohol de la mezcla, tendrás una tintura de marihuana muy potente para utilizarla como aceite sublingual o mezclarlo con las comidas o bebidas.

Para hacer cremas

Infusionando el cannabis con aceites como el de coco, además de hacer aceites de cannabis para uso alimentario o poder rellenar cápsulas, también puedes hacer cremas para el dolor de una zona concreta del cuerpo o para tratar problemas de la piel.

Este tipo de productos es bastante caro, difícil de conseguir y a veces ilegal por contener THC. Por ello, poder hacer tus propias cremas en casa es te ahorra muchos problemas. Y además, es igual de fácil que hacer aceite de cannabis.

¿Cómo cocinar el cannabis ya vaporizado?

Como hemos dicho antes, con el cannabis ya vaporizado podemos hacer aceites, mantequilla o tinturas para tomar directamente y cocinar con ellos.

La cantidad de hierbas ya vaporizadas que necesitarás para cocinar dependerá del color que tenga la hierba: si tiene un color verdoso, necesitarás 20 gramos, mientras que si es más marrón tendrás que poner entre 40 y 60 gramos.

El resto dependerá de la receta que elijas. En internet puedes encontrar de todo: desde los clásicos brownies hasta recetas más “modernas” como la del pesto.

¿Cuánto tomar?

Saber cuánto tienes que consumir no es algo que esté establecido. Al haber tantos factores que tener en cuenta, no hay una dosis establecida que tomar para que nos haga efecto pero que no pasamos un mal rato. Por ello, tendrás que experimentar un poco con las dosis, pero no te preocupes, te daremos antes unos consejos.

En el caso que decidas mezclar el cannabis ya vaporizado con comida o bebidas, te recomendamos pesar antes la hierba ya vaporizada que vayas a tomar. Empieza primero con 0.5 gramos más o menos, y no comas ni fumes nada antes para hacer la primera prueba.

Tardará alrededor de 2 horas en hacer efecto y puede durar hasta 6 horas o más. Si ves que no notas nada, o que el efecto es demasiado leve, prueba otro día con 1 gramo. Tras varios intentos sabrás cual es la cantidad exacta que tienes que tomar para que te haga efecto, comprendiendo tu tolerancia y la potencia de estas hierbas.

Por otro lado, si decides volver a vaporizarla o fumarla, decir que probablemente tengas que consumir más de lo que estás acostumbrado, pues el efecto es menor.

Puntuación del producto

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

SE EL PRIMERO EN COMENTAR ACERCA DE ESTE VAPORIZADOR

Escribe tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si quiere saber más acerca de nuestra política de Cookies haga click aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies