IQOS Opiniones: Probamos el tabaco sin combustión de Philip Morris

IQOS Diseño

Marlboro lanzó a la venta el pasado año en España un innovador dispositivo fruto de una investigación de 10 años con una inversión de más de 3000 millones de dólares.

En Japón, se puso a la venta hace dos años como parte del proyecto piloto de la empresa y ha tenido un éxito tremendo, consiguiendo una cuota del 16% de las ventas y siendo líder en el sector. Este dispositivo llamado IQOS es una especie de cigarrillo electrónico con una tecnología que te permite inhalar tabaco sin la famosa combustión causante de enfermedades como el cáncer.

IQOS son las siglas en inglés de I Quit Ordinary Smoking (traducido sería algo como: dejo de fumar tabaco convencional), significado que refleja a la perfección la intención de Philip Morris al crear este dispositivo: que la gente cambie de fumar cigarrillos convencionales a inhalar vapor tabaco calentado a través del IQOS. Este propósito no lo esconden, pues solo hay que ver las declaraciones del director general de Philip Morris para España y Portugal, Mario Masseroli, quien asegura que su sueño es “que no haya nadie que fume Marlboro” o que “el futuro del tabaco está en la tecnología”, dejando entrever que quieren dejar de producir tabaco convencional para pasarse a productos menos dañinos, llamados “de riesgo reducido” basados en innovación tecnológica.

¿Qué es el IQOS?

IQOS Mano

Empecemos por el principio. El IQOS es el nuevo dispositivo desarrollado por Philip Morris International. Se trata de una fusión entre el cigarrillo electrónico y un cigarrillo convencional que calienta el tabaco, produciendo vapor sin llegar a la combustión.

Decimos fusión porque no es un cigarrillo electrónico, pues no utiliza e-líquidos, pero su forma y tecnología es parecida a la de un eGo, y tampoco es un cigarrillo convencional aunque utilice tabaco gracias a unos “cigarrillos especiales” desarrollados por la tabaquera: los llamados HEET, de los que vamos a hablar un poco más adelante.

Según Philip Morris, este producto está destinado a un público fumador adulto que no tiene intención de dejar el tabaco pero que sí quiere que tenga menos efectos perjudiciales para su salud. Por eso, asegura haber reducido el riesgo al máximo con su nuevo producto; ya que a pesar de ser tabaco con la misma dosis de nicotina lo que se consume, el riesgo es menor al no producir todos esos químicos como el monóxido de carbono producido por la combustión del cigarrillo. Pues, según la compañía, el IQOS produce “menos del 10% de las sustancias nocivas del tabaco tradicional”.

Este producto tan atractivo para aquellos que quieren dejar de fumar, es un dispositivo recargable que emula en muchos aspectos el acto de fumar, es fácil de utilizar y en el kit completo vienen todos los accesorios necesarios para utilizarlo:

  • 1 IQOS
  • Cargador de mano
  • Cargador USB
  • 20 bastoncillos de limpieza
  • 1 limpiador IQOS

Lo único que no viene incluido son los HEETS, que pueden comprarse en algunos estancos. El IQOS está disponible en dos colores: azul marino y blanco. Además, tiene una garantía cubre las reparaciones y/o remplazos de cualquier componente del dispositivo que presente defectos de material o fabricación teniendo una vigencia de dos años (o 7300 recargas) para el cargador de bolsillo, el dispositivo, el adaptador de corriente y el cable USB.

Recientemente ha salido a la venta una versión actualizada, la 2.4 Plus, que es la que hemos probado a fondo, con una serie de mejoras que veremos a continuación.

IQOS Unboxing

¿Cómo Funciona?

El IQOS lo que hace es calentar el tabaco a una temperatura inferior a 350ºC sin llegar a la combustión que alcanzan los cigarrillos con una temperatura superior a los 800ºC. Por ello, vemos que no produce ceniza, ni olor en las manos; pero sigue liberando la nicotina y los aromas del tabaco.

Nosotros os vamos a hablar sobre el modelo IQOS 2.4 Plus que tiene algunas diferencias respecto al modelo anterior como una carga más rápida, alertas por vibración, luces de carga y una interfaz actualizada; además de bluetooth con el que se podrá sincronizar el dispositivo con nuestro smartphone. Aunque aún no ha llegado la app a España, esperamos que esté disponible en Google Play próximamente.

El IQOS 2.4 Plus está compuesto por: el cabezal donde se introduce el tabaco para calentar, el botón de calentamiento, la batería recargable de litio-ion, el contacto para recargar el dispositivo y, en su interior, el software de control de calentamiento (patentado por Philip Morris con el nombre de HeatControl™) con la lámina de calentamiento.

IQOS Resistencia

Utilizarlo es muy sencillo y no ha variado la forma de uso con el anterior modelo. Lo primero que tenemos que hacer es introducir el dispositivo en la batería de mano para que se precaliente, con la nueva mejora del IQOS 2.4 Plus tardará 4 minutos en vez de los 6 que tardaba con el anterior modelo. Cuando acabe de cargarse se encenderá la luz superior del cargador de mano de forma fija para avisarte de que puedes sacarlo. Para abrirlo solo tendrás que apretar el botón superior del lateral y la tapa se abrirá automáticamente dejando sacar el dispositivo.

Una vez fuera del cargador de bolsillo, tendrás que introducir el HEET en el hueco del cabezal y encender el IQOS apretando el botón central. Seguidamente, vibrará, se encenderá la luz LED del botón de calentamiento que parpadeará durante unos 20 segundos, el tiempo que tarde en precalentarse, y cuando deje de parpadear podrás empezar a inhalar. Añadir, que una vez introducido el HEET, no se debe girar nunca ni mover mucho porque la lámina de calentamiento es muy fina y se puede romper.

El IQOS te permite inhalar durante unos 6 minutos (traducido en caladas serían unas 15) y tras cada cigarrillo tendrás que extraer el HEET y volver a introducir el dispositivo en la batería de bolsillo para poder volver a utilizarlo. La batería dura, aproximadamente, unas 20 cargas, es decir, una cajetilla de HEETs.

Mientras vaporizamos, el IQOS nos avisará mediante vibración y la luz LED de cuantas caladas nos quedan: cuando queden solo dos o 30 segundos de batería el IQOS vibrará y la luz LED parpadeará para después apagarse el dispositivo automáticamente.

Tras consumir los 20 HEETs que hay en una cajetilla, tendremos que cargar nuestro cargador de bolsillo con el cargador USB incluido en la caja.

¿Cómo se limpia el IOQS?

IQOS Limpieza

El IQOS debe de limpiarse frecuentemente. Philip Morris recomienda que se limpie cada vez que lo utilizas para que después el mantenimiento no sea tan difícil, o tras haber consumido los 20 HEETs de una cajetilla. Esto es una de las cosas que más tardarás en acostumbrarte al estar acostumbrado a “fumar y tirar”:

Para limpiarlo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Comprobar que el dispositivo está apagado
  2. Extraer el cabezal del IQOS
  3. Elegir entre limpiarlo con los bastoncillos o con el limpiador IQOS; o, para una mejor limpieza, con los dos.
  4. Si has elegido el limpiador IQOS, solo tienes que quitarle la tapa, extraer la patilla de el lado donde está la escobilla e introducir la patilla en el IQOS para quitar los restos de tabaco que hayan quedado dentro. Por otro lado, tendrás la escobilla.
  5. Esta solo tienes que meterla en el dispositivo como si fuera una tapa y girarla con mucho cuidado.
  6. Para limpiar con los bastoncillos, lo mejor es hacer movimientos circulares y suaves cuando lo introduzcas en el dispositivo para que la lámina de calentamiento no se rompa.

¿Dónde se puede comprar el IQOS en España?

El dispositivo IQOS se puede comprar online, a través de la página oficial de IQOS, o en cualquiera de las tiendas o estancos habilitados por Philip Morris, para encontrar la más cercana, puedes introducir aquí tu código postal y te indicará dónde conseguirlo. Pero añadir que lo puedes encontrar en la mayoría de estancos.

El precio por el kit completo de la versión 2.4 plus (con todos los accesorios que hemos dicho antes) son 99€ y 4,85 por cada cajetilla de 20 HEETs.

HEETS, el nuevo tabaco calentado de Malboro

Como hemos dicho anteriormente, el IQOS solo se puede utilizar con sus cigarrillos HEET. Estos cigarrillos son una producto diseñado especialmente para este dispositivo de Philip Morris.

También llamados HeatSticks™ estos cigarrillos especiales son del tamaño de medio cigarrillo y contienen en su interior tabaco prensado con la misma cantidad de nicotina que un cigarrillo convencional. Ese tabaco está recubierto con papel de liar, con la única diferencia que en la zona interior tiene una especie de papel de plata para que no llegue a quemar el tabaco, por la boquilla vemos que es como cualquier boquilla de cigarrillo, es decir, un filtro de celulosa pero más denso. Estas características hacen a los HEETs cigarrillos diferentes, ya que si abrimos uno de estos cigarrillos tras haberlo calentado podremos observar que el tabaco se ha oscurecido un poco pero no ha llegado a quemarse y que el filtro no ha adquirido ese color amarillo que tienen las boquillas de los cigarrillos convencionales tras haber fumado.

Otra de las diferencias que podemos ver en comparación con los cigarrillos convencionales es que los HEETs no producen humo, sino vapor. Esto es debido a que al no llegar a la temperatura de combustión no puede producirse humo, pero al estar mojadas las boquillas en glicerina, sale de ellos vapor.

¿Desprenden olor?

Sí, pero no es un olor como el del tabaco. No se queda impregnado en tu ropa, pelo y/o dedos.

En cuanto a su sabor, decir que al ser tabaco y aunque produzca olor pero no humo, tiene un sabor muy similar al de un cigarrillo convencional.

¿Dónde se pueden comprar los Heets?

Al igual que el IQOS, los HEET se pueden comprar en cualquiera de los estancos que aparecen en la web de Philip Morris.

Se venden en cajetillas de 20 unidades que cuestan unos 4,85€ y hay 3 sabores distintos que se diferencian principalmente por la potencia del sabor. Estas cajetillas se atienen a la misma normativa que el tabaco tradicional:no pueden comprarse online, mensajes de peligro por consumo, prohibición de publicidad y de consumo en determinados espacios como colegios, hospitales, etc.

¿Se puede dejar de fumar con el IQOS?

Como hemos dicho anteriormente, los directivos de Philip Morris afirman que este dispositivo está orientado para la gente que quiere dejar de fumar cigarrillos convencionales, dejando de lado el riesgo que produce la combustión.

Algunas de las ventajas que tiene el IQOS frente a los cigarrillos convencionales, además de no llegar a quemar el tabaco es que no deja olor en la ropa, dedos y pelo; no produce humo ni ceniza y que no produce químicos como el alquitrán o el monóxido de carbono.

Además, el hecho de que sea tan similar al acto de fumar: la cajetilla, los cigarrillos, el sabor, la forma del IQOS, el cargador de bolsillo que emula una cajetilla, etcétera. Parece hacer enfrentarse al fumador de una forma más natural al hecho de dejar de fumar, aunque se esté consumiendo tabaco y nicotina.

Por ello, consideramos que el IQOS es una buena opción para aquellos que quieren dejar de lado los efectos negativos del tabaco, pasando de fumar tabaco a inhalarlo. Es muy efectivo, puesto que contiene nicotina, cosa que asegura que dejarlo no sea imposible y es una buena alternativa, como hemos dicho, por no llegar a la temperatura de combustión, no produciendo así ni alquitrán ni monóxido de carbono y disminuyendo las posibilidades de contraer enfermedades mortales como el cáncer producidas por estos químicos.

Puntuación del producto

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

5 Comentarios

  • Laura says: julio 30, 2018 at 4:52 am

    Lo tenien unas amigas, me pareció interesante el producto y pregunté a ellas como les va. Aunque en principio me interesé, el humo que despide huele mal

    Reply
    • tuvaporizador says: agosto 2, 2018 at 11:11 am

      Si, el vapor que desprende tiene un olor “peculiar” pero lo bueno es que se va y no deja rastro como el humo del tabaco que se queda en el aliento, en la ropa, en el coche, etc. es una de las principales ventajas de estos dispositivos

      Reply
  • Fernando says: julio 27, 2018 at 9:57 pm

    La idea me parece bien, pero el sabor es repugnante. Ni por asomo se parece al de un Marlboro convencional. Probadlo antes de tirar el dinero.

    Reply
    • tuvaporizador says: agosto 7, 2018 at 11:18 am

      Hola Fernando,
      Gracias por compartir tu opinión. Si que es cierto que es un producto diferente, no es lo mismo que fumar un malboro y es mucho menos perjudicial pero requiere un cierto aprendizaje y acostumbrarse a ello.

      Reply
  • Mario says: julio 24, 2018 at 9:14 am

    Menuda estafa…vendeis un producto de baja calidad sin ninguna garantia..con problemas mas que soluciones…verguenza que gastais 350 miliones de dolares en crear eso para seguir estafar y engañar a la gente

    Reply
  • Escribe tu comentario

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si quiere saber más acerca de nuestra política de Cookies haga click aquí.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies